Arreglo del techo de la sala de cómputo fue posible gracias a Youthlinc

Al final de su visita en julio, los amigos de Youthlinc decidieron brindarnos una vez más su apoyo en alguna necesidad importante. Algo urgente era reemplazar las hojas de palma que forman el techo de la sala de cómputo. Gracias a una generosa donación de ellos, fue posible renovar esa parte del techo de la Biblioteca Amazónica Conapac. ¡Muchas gracias, amigos de Youthlinc!





 Cada cinco años es necesario cambiar las hojas gastadas del techo


 Llegaron hojas nuevas gracias a Youthlinc


 Empieza el trabajo de sacar las hojas viejas








Para colocar las hojas nuevas que nos protegerán de la lluvia por largo tiempo