Ahora los niños de otra comunidad también pueden asistir diariamente a la biblioteca de Palmeras


Los niños y jóvenes de la comunidad de Yanamono Segunda Zona también querían asistir a la biblioteca de Palmeras. Pero no podían hacerlo porque la distancia que los separa es demasiado grande para caminar. Ahora gracias a la iniciativa de la profesora Cristina Sandoval, quien labora en la escuela primaria de esa localidad, se formalizó un acuerdo entre los padres de familia del pueblo y la Biblioteca CONAPAC: Cada día de la semana los padres harán turnos para transportar a los niños a la biblioteca; y CONAPAC proveerá el combustible. 

 Los jóvenes de Yanamono Segunda Zona se integraron rápidamente a todas las actividades de la biblioteca. 

Botes de Explorama Lodges traen cada tarde a los niños de Palmeras, y botes de la comunidad de Yanamono Segunda Zona traen a los suyos.